• TURISMO Y CULTURA

Las Piletas

Las Piletas

Las Piletas


LUGARES DE INTERÉS


Las Piletas


Las Piletas

En el jardín de “Las Piletas” se encuentra uno de los manantiales más caudalosos y con propiedades curativas que lo hicieron famoso ya antes del siglo XVIII. Su enclave, en lugar muy próximo a la playa, dio lugar a que, tradicionalmente, fuera visitado por los bañistas y veraneantes durante la época estival, para tomar las aguas salutíferas de sus manantiales.

Por sus propiedades medicinales, las aguas de Las Piletas estaban consideradas, desde antiguo, como uno de los cuatro manantiales más importantes de los veinticinco existentes en la ciudad durante el siglo XIX.

Las primeras obras en el manantial se deben al Duque de Osuna quien, en agradecimiento por la curación de una enfermedad que obtuvo con la toma de estas aguas, patrocinó en 1809 la realización del depósito de aguas del primigenio pozo denominado "Las Piletas Viejas"; la formación del paseo; y la construcción de la glorieta central, formada por el brocal del pozo, una lápida conmemorativa y las tres estatuas neoclásicas de la alegoría de La Fama, Hipócrates y Galeno rodeadas de frondosos sauces, moreras, platanus orientalis, pinos porum, lantanas, aloes, ficus, álamos, aspidistras, olmos, palmeras, cintas, culantrillos, eucaliptos, madreselvas...

Sobre este primer núcleo se realizaron reformas y ampliaciones posteriores, como la efectuada por el distinguido padre escolapio y químico, fundador del Instituto Calasancio, el Beato Faustino Míguez quien descubrió un nuevo manantial (1862) denominado "Pozo Escolapio".

A comienzos del siglo XX, momento en que se encontraba muy en boga la toma de aguas medicinales, el Ayuntamiento de Sanlúcar cedió a Torcuato Luca de Tena la explotación de esta agua. Este conocido empresario sevillano realizó otra importante reforma en el jardín en 1901. Se construyó un pabellón alto, en un segundo nivel de altura, rodeando la glorieta, con clara función de cerramiento, al que se accede mediante un par de rampas escalonadas que, de forma semicircular, se ubican en los laterales. El mirador se cubrió con una pérgola emparrada de cerrajería decorada con fina labor calada de motivos vegetales.

También se colocaron los bancos y se ajardinó el paseo, además de ampliarse el recinto a 700 m2. El jardín se cerró con enverjado y se instaló una cancela de entrada entre pilares con jarrones cerámicos. Al mismo tiempo se colocó otra lápida sobre el tercer manantial descubierto por Luca de Tena y denominado "San Fernando" (1902).

En 1903, por Real Orden se declaró de Utilidad Pública el agua de Las Piletas.


« Jardín Botánico Plaza de Toros »

Fuentes: Wikipedia y Ayuntamiento de Sanlúcar de Bda.

  • LUGARES DE INTERÉS

Ofertas de ultima hora