• TURISMO Y CULTURA

Padre Lerchundi

Tolosa Latour

Santuario de Regla

Faro de Chipiona

Corrales


PERSONAJES ILUSTRES


D. José Miranda de Sardi

José Miranda de Sardi, nació en nuestra localidad el 11 de febrero de 1899, fue un escritor importante de la generación del 27 y uno de los máximos exponentes de la poesía social de aquella época. Nació en el seno de una familia campesina, sus estudios los realizó él sólo libremente, y sin más dirección pedagógica que la de su afanosa voluntad.

Por azares de la vida llegó a Barbate por 1923 donde creó los periódicos “El Heraldo de Barbate” y la “Independencia de Barbate”. En 1930 se muda a Tarifa donde funda el periódico “El Progreso”. En 1933 José Miranda de Sardi se marcha a Cádiz, donde muere el 8 de agosto de 1936, víctima de sus ideas, siendo primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de la capital.

El Pleno del Ayuntamiento de Chipiona en sesión extraordinaria celebrada el 16 de septiembre de 1983 a instancia de su Delegado de Cultura, aprueba imponer el nombre de “Poeta José Miranda de Sardi” a la calle hasta entonces denominada “La Oca”.

 

Dr. Tolosa Latour

El Sanatorio Marítimo de Santa Clara, primer Sanatorio Marítimo de España, fue obra de D. Manuel Tolosa Latour. Médico y escritor, nació en Madrid el 8 de agosto de 1857 en una España donde las epidemias de tifus, cólera, peste y paludismo causaban grandes estragos en la población, por lo que se entiende que un hombre de su talante luchara por la creación de orfanatos y reformatorios. Los esfuerzos de aquel pionero defensor de los derechos del niño se aunaron en la promulgación de una ley para la defensa del menor: “Ley Tolosa” o de “Protección a la Infancia” (1904). Tolosa ocupó relevantes cargos en la Administración pública.

Murió el 12 de julio de 1917. En 1994 el Ayuntamiento de Chipiona cedió el busto de tan insigne figura al centro de Salud de la localidad, el cual lleva su nombre.

 

Federico Oliver Crespo

Autor dramático y escultor, nació en Chipiona el 22 de octubre de 1873 y murió en Madrid en 1957.

De niño pasó a Sevilla donde se inició en la escultura e intervino en las obras de reforma de la capital hispalense. En 1884 ingresó en Madrid en la “Escuela de pintura, escultura y grabado”. Su grupo escultórico “Sin pan” obtuvo la medalla de plata en

Su primera obra teatral “la Muralla”, estrenada en 1898 fue muy celebrada por el público. A partir de entonces llegó a conseguir notoriedad y fama, acrecentada por su matrimonio con la célebre actriz Carmen Cobeña y su presidencia en la Sociedad de Autores de Teatro. Entre su extensa producción teatral destacan obras como “La Juerga”, “La Niña”, “La Esclava”, “Los Semidioses”, etc… Consiguió su mayor éxito con su obra más lograda “Los cómicos de la lengua”.

 

Padre José Lerchundi

Nació en Orio (Guipúzcoa) el 24 de febrero de 1.836 y murió en Tánger el 9 de marzo de 1.896. Arabista, escritor, diplomático, miembro correspondiente de la Real Academia Española (1.874), socio honorario de la Sociedad Española de Africanistas y colonistas (1.884), y condecorado con la encomienda de número de la Real Orden de Isabel la Católica. El rótulo de una calle en el pueblo y una estatua en la explanada de Regla conservan su memoria en Chipiona.

A tres fechas pueden deducirse las etapas más principales de su vida religiosa. El 14 de julio de 1.856 viste el sayal franciscano en el Colegio Misionero de Priego (Cuenca), el 24 de Septiembre de 1.859 recibe la ordenación sacerdotal y el 4 de octubre del mismo año canta su primera misa. Su carrera fue breve pero de aplicación excelente y con notas brillantísimas.Por su labor benéfica y social mereció el justo título de “padre de los pobres”.

En 1882 tres años llevaba el P. José Lerchundi al frente de la Misión de Marruecos y una de las primeras y mayores dificultades con que tropezó para la realización de sus vastos planes fue la escasez de personal. El Colegio de Santiago de Compostela, adonde se había trasladado el primitivo de Priego, resultaba insuficiente para atender adecuadamente esta necesidad. Las circunstancias y las crecientes necesidades de la Misión demandaban, pues, la creación urgente de un nuevo centro de formación o Colegio de Misioneros Franciscanos con destino a las misiones de Tierra Santa y Marruecos. Obtenida la correspondiente venia de la Santa Sede, el Gobierno español y los Superiores de la Orden comisionaron al propio P. Lerchundi la ejecución del proyecto.

Se decide que la fundación se lleve a cabo en el Santuario de Nuestra Señora de Regla en Chipiona (Cádiz), de gran ascendencia histórica y religiosa en las provincias de Sevilla y Cádiz, que en otro tiempo perteneciera a los Agustinos. El Colegio se inaugura con las formalidades de rigor el 8 de septiembre de 1882.

Pero el P. Lerchundi, a más de todo esto, fue meritísimo protector de la infancia desvalida. El Ayuntamiento de Chipiona, honró al Padre Lerchundi con el título de hijo adoptivo y predilecto de la Villa.

 

Rocío Jurado

María del Rocío Trinidad Mohedano Jurado (Chipiona, España; 18 de septiembre de 1944 - Alcobendas, España; 1 de junio de 2006), más conocida como Rocío Jurado fue una de las cantantes más conocidas en España y Latinoamerica. Se especializó en géneros musicales genuinamente españoles (copla, flamenco) así como en la balada romántica, faceta con la que alcanzó relevancia internacional.

Nació con el nombre de María del Rocío Trinidad Mohedano Jurado en el número 11 de la calle Calvo Sotelo, en Chipiona, en el seno de una familia humilde. Su padre, Fernando Mohedano, era zapatero y cantaor de flamenco en sus ratos libres; su madre, Rosario Jurado, era ama de casa y cantante aficionada de la música española. En su hogar aprendió a amar la música; su primera presentación en público la hizo a los ocho años, en una obra en su Colegio de La Divina Pastora. También aprendió a trabajar duro desde muy niña. Cantaba misas, participaba en festivales de su colegio y también, a los quince años, cuando falleció su padre, tuvo que echar una mano a la precaria economía familiar. Trabajó de zapatera, recolectora de frutas y aún tenía tiempo para presentarse a los concursos de Radio Sevilla.

A Rocío le llegaron a llamar «La niña de los premios», ya que ganaba todos los premios de las emisoras de radio en los cuales participaba. De la mano de su madre, viajó a Madrid, sin haber cumplido la mayoría de edad, donde una vieja amiga del pueblo la presentó a La Niña de los Peines y al maestro Manolo Caracol. Sin embargo, su imparable carrera artística no empezó hasta su primer encuentro con la «cantaora» Pastora Imperio.

Pastora Imperio inmediatamente contrató a Rocío para el tablao que regentaba, El Duende, uno de los primeros de la época de los tablaos. Profesionalmente, Rocío Jurado despuntó con un repertorio mayormente de copla, género que empezaba a perder vigencia y que ella revitalizó con actuaciones enérgicas, tanto en voz como en presencia escénica.

Dio el salto a la categoría de estrella internacional al inclinarse a un repertorio melódico, de balada romántica, con instrumentaciones orquestales y una imagen personal (maquillaje, peluquería y vestuario) al gusto europeo. La prolongada celebridad de Rocío radica en las canciones románticas más que en su faceta folclórica puramente española. Fue famosa por estas canciones también en Hispanoamérica.

La declaración flamenca más contundente de Rocío Jurado llegaría años después cuando ya era una destacada intérprete de la copla y de baladas. En 1982 aplicó sus extraordinarias dotes al cante flamenco en un doble LP con la colaboración de dos máximas figuras de dicho género: el guitarrista Manolo Sanlúcar y el cantaor Juan Peña "Lebrijano". Titulado Ven & Sígueme, descubrió que la famosa cantante también se movía con soltura por los caminos de lo jondo. A pesar de un decir lírico ya perfectamente desarrollado, la polifacética artista demuestra sus conocimientos y su compás en una serie de cantes rigurosamente tradicionales e interpretados con gran cariño.

El cáncer que la atenazó en sus últimos años la obligó a retirarse de los escenarios; con todo, a finales de 2005 grabó un programa especial para TVE, donde sacó fuerzas para asombrar al público con un completo recital interpretativo, de voz y de expresividad. Dicho espectáculo incluyó actuaciones a dúo con múltiples estrellas de la música como Mónica Naranjo, Raphael, Chayanne o David Bisbal entre otros.

Tras más de un año de inactividad profesional, Rocío reapareció en diciembre de 2005 con el especial de TVE Rocío...siempre, con un inesperado alarde que demostró su estado de forma.

En enero de 2006, Rocío Jurado ingresó en el Hospital MD Anderson, en Houston (Texas), para someterse a una revisión y a una pequeña cirugía. Una reacción alérgica a uno de los medicamentos que le suministraron, le hizo ingresar en la Unidad de Cuidados Intensivos retrasando su regreso a España hasta finales de marzo de 2006 El mismo día del regreso de Rocío Jurado a España, el Gobierno le concede la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo cual se le notifica inmediatamente pisa tierra.

El 1 de junio de 2006 fallecía en su casa de La Moraleja en Madrid a los 61 años de edad. El cuerpo fue trasladado al Centro Cultural de la Villa en la Plaza de Colón de Madrid, donde se instaló una capilla ardiente para su velatorio público. Finalmente su cuerpo fue trasladado a Chipiona donde más de 20.000 personas fueron llegando durante toda la madrugada del 2 de junio para darle el último adiós. Allí sus restos descansan en paz en el cementerio de San José en un Mausoleo construido en su honor por el Ayuntamiento de Chipiona.


Fuentes: Wikipedia, Ayuntamiento de Chipiona y turismochipiona.es.


Ofertas de ultima hora

Rocio Jurado

Rocio Jurado

Castillo Paseo Marítimo

Parroquia Nuestra Sra. de la O